GlobalSign Blog

Consejos de privacidad digital para periodistas y especialistas en relaciones públicas

Consejos de privacidad digital para periodistas y especialistas en relaciones públicas

A pesar de los muchos avances de la democracia, los periodistas no siempre se sienten "seguros" informando de la verdad. Las redes sociales han demostrado que una diferencia de opinión puede dar lugar a gigantescas turbas llenas de odio. Aunque gestionar la opinión pública es una cosa, permanecer protegido de cualquier persona rencorosa es una cuestión diferente.

Los periodistas no son los únicos que deben vigilar sus espaldas. Muchas empresas han enfadado a la gente en el pasado, hasta el punto de que incluso los esfuerzos del equipo de relaciones públicas son ineficaces. La reacción causada por las acciones de la empresa puede repercutir en la persona de relaciones públicas y afectar a su seguridad. Además, los especialistas en relaciones públicas suelen manejar también muchos datos sensibles.

La tecnología sigue mejorando, pero también lo hacen los hackers. Encuentran nuevas formas de atacar a periodistas y especialistas en relaciones públicas desprevenidos. Los periodistas también deben tener en cuenta las amenazas de las agencias gubernamentales o las empresas. Puede ser peligroso para los periodistas afectarlos si tienen recursos para tomar represalias. Así que se ha vuelto vital que tanto los periodistas como los especialistas en relaciones públicas se tomen en serio su privacidad digital.

3 medidas esenciales de privacidad digital para periodistas y profesionales de las relaciones públicas
 

1. Utilizar herramientas de privacidad para ser anónimo en Internet

Los hábitos de navegación en línea de una persona revelan mucho sobre ella. Eso incluye su identidad, ubicación e intereses. En el caso de los periodistas y los profesionales de las relaciones públicas, también pueden revelar bastante sobre su trabajo. Por eso, estos profesionales deberían considerar la posibilidad de adoptar herramientas de privacidad para convertirse en anónimos en línea.

  • Uso de navegadores alternativos: Chrome puede ser conveniente, pero otros navegadores pueden estar más orientados a la privacidad. TOR es el único navegador que proporciona un alto nivel de anonimato que es difícil de descifrar. Sin embargo, también tiende a ser más lento y limitado en sus capacidades. Navegadores comerciales como Firefox y Brave también ofrecen funciones de privacidad mejoradas, pero es necesario contar con herramientas de privacidad adicionales al utilizarlos.

  • Utilizar una VPN: Casi cualquiera puede interceptar lo que hacen los demás en Internet. Lo único que hace falta son las herramientas y los conocimientos adecuados. Además, entidades como los ISP, las agencias gubernamentales y los anunciantes pueden rastrear lo que hace la gente. Las redes privadas virtuales (VPN) impiden que eso ocurra. ¿Qué es una VPN? Es un servicio que dirige una conexión a través de un servidor privado y la encripta. De este modo, se evita que personas ajenas a la empresa puedan espiar. Eso incluye a los ISP.

  • Instalar extensiones de privacidad: Los navegadores privados y las VPN ya ofrecen muchas capas de protección y anonimato, pero algunas extensiones también pueden ayudar. HTTPS Everywhere, por ejemplo, garantiza que la conexión utilice siempre un protocolo seguro. Si bien esto no detendrá la mayoría de las formas de espionaje, puede evitar algunos tipos de ataques que permiten a los atacantes eludir otras protecciones. También están NoScript y ScriptSafe. Ambos limitan el funcionamiento de JavaScript, por lo que no recoge datos.

2. Utilizar el correo electrónico y la mensajería seguros para la comunicación
No sólo las sesiones de navegación online deben estar fuera del alcance de entidades maliciosas. Otras formas de comunicación también pueden estar en riesgo. Los periodistas utilizan tanto el correo electrónico como las plataformas de mensajería para comunicarse con informantes o pistas. Los especialistas en relaciones públicas también las utilizan para hablar con los miembros del equipo, los compañeros de trabajo y los medios de comunicación. Así que también deben estar protegidos.

  • Plataformas de mensajería seguras: Hoy en día existen muchas plataformas de mensajería seguras. Éstas garantizan que los mensajes estén encriptados de extremo a extremo. Algunas incluso tienen funciones adicionales de privacidad. Por ejemplo, eliminan los mensajes después de un determinado periodo de tiempo. Para aumentar la privacidad, hay que recurrir a aplicaciones como Telegram y Signal. Messenger tampoco es una mala opción.
  • Asegurar los clientes de correo electrónico: Aunque algunos clientes de correo electrónico son mejores que otros en lo que respecta a la privacidad, aún pueden necesitar una ayuda. El cifrado del correo electrónico puede ser complicado. Sólo hay que preguntarle a Glenn Greenwald, que casi pierde su historia sobre Snowden por no seguir correctamente las instrucciones de seguridad del correo electrónico. Una herramienta de encriptación de código abierto como GNU Privacy Guard es una buena idea si se busca una encriptación PGP. También hay certificados S/MIME para la seguridad del correo electrónico que permiten el cifrado y la firma digital de los correos electrónicos para contrarrestar los ataques de suplantación y phishing. 

​​​​​​​​​​​​​​3. Haz que el 2FA sea una prioridad

Por muy cuidadosa que sea una persona, sigue existiendo la posibilidad de que alguien piratee sus cuentas. Por eso, tener una contraseña fuerte y única para cada cuenta, aunque es muy importante, no es suficiente. La autenticación de dos factores (2FA) ofrece un método sencillo pero potente de seguridad en Internet. Protege las cuentas contra el robo de contraseñas y los ataques de fuerza bruta o de diccionario. La 2FA es una salvaguarda que requiere una segunda forma de verificación, normalmente un código de un solo uso. Dicho esto, asegúrate de seguir también las reglas de las contraseñas seguras.

Conclusión

Tanto los periodistas como los especialistas en relaciones públicas tienen buenas razones para proteger su privacidad. No pienses en ello como si fueras un paranoico, sino como si te prepararas para cualquier amenaza a la privacidad. Un periodista o un profesional de las relaciones públicas puede pensar que "no tiene nada que ocultar". Sin embargo, hay muchas buenas razones para hacer de la privacidad digital una prioridad.

Nota: Este artículo del blog ha sido escrito por un colaborador invitado con el fin de ofrecer una mayor variedad de contenidos a nuestros lectores. Las opiniones expresadas en este artículo de autor invitado son únicamente las del colaborador y no reflejan necesariamente las de GlobalSign.

Share this Post

Recent Blogs