GlobalSign Blog

¿Qué hace que un centro de datos sea seguro?

¿Qué hace que un centro de datos sea seguro?

El centro de datos es el corazón de la infraestructura informática de una organización. Alberga los servidores, el almacenamiento, las redes y otros equipos que impulsan las aplicaciones y los servicios de una organización. Una interrupción del centro de datos puede tener un gran impacto en las operaciones de una organización.

Para evitar cortes y minimizar el impacto de las interrupciones, los centros de datos deben estar diseñados para tener una alta disponibilidad y resistencia. También deben estar protegidos contra una serie de amenazas, como los desastres naturales, los fallos eléctricos, los errores humanos y los ataques maliciosos. En este artículo, veremos 16 características que pueden hacer que un centro de datos sea más seguro.

Seguridad física de las instalaciones

Para mantener un centro de datos seguro y protegido, la seguridad física de las instalaciones es primordial. El centro de datos debe estar situado en un edificio seguro con acceso controlado a las instalaciones. Debe tener instaladas cámaras de videovigilancia, que deben estar vigiladas en todo momento. Debe contar con un equipo de seguridad in situ en todo momento, que debe realizar patrullas periódicas en las instalaciones.

También debe contar con estrictas medidas de control de acceso para que sólo el personal autorizado pueda entrar en los locales. También debe contar con un sólido sistema de detección y extinción de incendios para proteger las instalaciones y los equipos que contiene. Aplicando estas medidas, los centros de datos pueden mejorar mucho la seguridad física y reducir el riesgo de robo, vandalismo u otras actividades delictivas.

Medidas de seguridad lógica

Los centros de datos también deben implementar medidas de seguridad lógica para mantener sus sistemas a salvo de los ciberataques. Esto incluye el uso de medidas de autenticación fuertes, como la autenticación de dos factores, para todos los usuarios. También significa implementar el cifrado de todos los datos en tránsito, tanto dentro del centro de datos como entre el centro de datos y cualquier sistema externo.

Los centros de datos también deben contar con una política de seguridad integral, que debe revisarse y actualizarse periódicamente. Esta política debe cubrir todos los aspectos de la seguridad, desde la seguridad física hasta las medidas de seguridad lógica. Al contar con una política de seguridad sólida, los centros de datos pueden ayudar a proteger sus sistemas contra los ciberataques.

Redundancia y conmutación por error

Para que un centro de datos funcione sin problemas, es importante contar con medidas de redundancia y conmutación por error. Esto significa que si un componente del sistema falla, hay otro componente que puede tomar el relevo. Por ejemplo, los centros de datos suelen tener varias fuentes de alimentación para que, si una falla, la otra pueda tomar el relevo.

Las medidas de redundancia y conmutación por error son importantes no sólo para mantener el centro de datos en funcionamiento, sino también para proteger los datos que contiene. Si un componente del sistema falla, el otro puede tomar el relevo sin que se pierdan los datos. Al contar con medidas de redundancia y conmutación por error, los centros de datos pueden mejorar en gran medida su tiempo de actividad y proteger sus datos.

Buena seguridad ambiental

Una buena seguridad y protección también significa protección contra los elementos. Los centros de datos deben estar situados en zonas con bajo riesgo de desastres naturales, como inundaciones o terremotos. También deben contar con sólidas medidas de seguridad ambiental, como controles de temperatura y humedad. Al aplicar estas medidas, los centros de datos pueden ayudar a proteger sus equipos de los daños y garantizar que sigan funcionando correctamente. Siempre que inicie una relación comercial con un nuevo centro de datos, la documentación que le proporcionen (si no está ya disponible en su sitio web) debe desglosar con precisión cómo se mantienen y controlan las condiciones ambientales en las instalaciones.

Copias de seguridad periódicas

Las copias de seguridad periódicas son una parte esencial de la seguridad del centro de datos. Ayudan a garantizar que, si algo va mal, los datos puedan recuperarse. Los centros de datos deben contar con un plan de copias de seguridad, que debe probarse regularmente. Las copias de seguridad deben almacenarse fuera de las instalaciones, para que no corran el riesgo de perderse o dañarse.

Al tener copias de seguridad periódicas, los centros de datos pueden ayudar a proteger sus datos y garantizar que siempre estén disponibles.

Plan de recuperación de desastres

Un plan de recuperación de desastres es una parte esencial de la seguridad del centro de datos. Ayuda a garantizar que, si algo va mal, el centro de datos pueda volver a funcionar rápidamente. El plan de recuperación de desastres debe revisarse y actualizarse periódicamente. Debe abarcar todos los aspectos del centro de datos, desde la infraestructura física hasta las medidas de seguridad lógicas. Al contar con un plan de recuperación de desastres, los centros de datos pueden ayudar a proteger sus datos y garantizar que sus sistemas estén siempre disponibles.

Buena seguridad de la red

Una buena seguridad de la red significa disponer de un sólido firewall. También significa asegurar todos los datos en tránsito. Los centros de datos también deben contar con una política de seguridad integral, que debe revisarse y actualizarse periódicamente. Esta política debe cubrir todos los aspectos de la seguridad, desde la seguridad física hasta las medidas de seguridad lógica. Al contar con una política de seguridad sólida, los centros de datos pueden ayudar a proteger sus sistemas contra los ciberataques.

Buena supervisión y auditoría

Una buena supervisión y auditoría se refiere a la supervisión de toda la actividad dentro del centro de datos, y a la auditoría de esta actividad de forma regular. Esto ayuda a asegurar que cualquier actividad sospechosa sea rápidamente identificada y tratada. Los centros de datos deben tener un plan de supervisión y auditoría, que debe ser revisado y actualizado regularmente. Al implementar buenas prácticas de monitoreo y auditoría, el centro de datos mitiga el riesgo de brechas y ciberataques.

Buena implementación de políticas y procedimientos de seguridad

Las buenas medidas de seguridad comienzan con una buena política de seguridad. Un centro de datos debe contar con una política de seguridad integral, que debe revisarse y actualizarse periódicamente. Esta política debe cubrir todos los aspectos de la seguridad, desde la seguridad física hasta las medidas de seguridad lógica. Una política de seguridad sólida es algo que se desarrolla con el tiempo mediante la aplicación de buenas prácticas de seguridad.

Una buena respuesta a los incidentes

Ningún centro de datos es impenetrable y lo que hace que los buenos se destaquen es su respuesta a los incidentes. En caso de que se produzca una violación de la seguridad, los centros de datos deben tener un plan para hacer frente a ella. Este plan debe ser revisado y actualizado regularmente. El plan de respuesta a incidentes debe cubrir todos los aspectos del centro de datos, desde la infraestructura física hasta las medidas de seguridad lógicas. Por ejemplo, un centro de datos que utiliza la biometría para la seguridad debe tener un plan para hacer frente a la pérdida o el robo de un dispositivo biométrico.

Pruebas periódicas de los sistemas y controles

Las pruebas de penetración y vulnerabilidad son la base de la seguridad de los centros de datos y parte de una buena resistencia cibernética. Al probar los sistemas y controles de forma regular, los centros de datos pueden asegurarse de que son eficaces. Los centros de datos deben tener un plan de pruebas, que debe ser revisado y actualizado regularmente. El plan de pruebas debe abarcar todos los aspectos del centro de datos, desde la infraestructura física hasta las medidas de seguridad lógica.

Prevención de ataques DDoS

Se trata de un tipo de ataque DoS (Denegación de Servicio) en el que un atacante intenta hacer que un sistema no esté disponible inundándolo con tráfico de múltiples fuentes. Los ataques DDoS pueden prevenirse si se dispone de una sólida infraestructura de seguridad de red. Los centros de datos también deben tener un plan para hacer frente a los ataques DDoS, que debe ser revisado y actualizado regularmente.

Continuidad del negocio

Se refiere a la capacidad de un centro de datos para seguir funcionando en caso de incidente. Los centros de datos deben contar con un plan de continuidad del negocio, que debe ser revisado y actualizado periódicamente. El plan de continuidad del negocio debe cubrir todos los aspectos del centro de datos, desde la infraestructura física hasta las medidas de seguridad lógicas. Un ejemplo podría ser disponer de una fuente de alimentación de reserva en caso de apagón.

Segregación de datos

Se refiere a la separación de los diferentes tipos de datos. La segregación de datos es una buena práctica de seguridad, ya que minimiza el riesgo de fuga de datos. Los centros de datos deben contar con un plan de segregación de datos, que debe ser revisado y actualizado periódicamente. El plan debe abarcar todos los aspectos del centro de datos, desde la infraestructura física hasta las medidas de seguridad lógica. Por ejemplo, un centro de datos podría tener una separación física entre los datos sensibles y los no sensibles.

Conocimientos de ciberseguridad de vanguardia

Debe estar seguro de que el centro de datos al que confía sus datos y la seguridad de los mismos está al día de los últimos conocimientos en ciberseguridad. Esto puede demostrarse de muchas maneras, desde tener certificaciones de las principales empresas de ciberseguridad hasta asegurarse de que su equipo asiste a formaciones periódicas.

Cifrado de datos

Es el proceso de codificar los datos para que sólo pueda acceder a ellos el personal autorizado. El cifrado de datos es una buena práctica de seguridad, ya que dificulta el acceso a los datos por parte de personal no autorizado. El cifrado se utiliza a menudo en combinación con otras medidas de seguridad, como la segregación de datos. Los centros de datos deben tener un plan para encriptar los datos, que debe ser revisado y actualizado regularmente.

Conclusión

Hay muchos factores a tener en cuenta cuando se trata de la seguridad de los centros de datos. Mediante la aplicación de la combinación adecuada de medidas de seguridad, los centros de datos pueden proteger sus activos y minimizar el riesgo de una violación de la seguridad.

Share this Post

Recent Blogs